PRÓXIMAMENTE

Entérate del lanzamiento del nuevo sitio web
y de todas las novedades por los siguientes medios:

Fátima Suárez Amorín

VyDA - VOZ Y DIFUSIÓN DEL ANGIOSARCOMA

Aún está en proceso de construcción, pero ya es hora de que vayáis conociéndola: VYDA es una asociación creada desde el cariño de todas las personas que me acompañan día a día. Esta asociación nació para dar voz a mi enfermedad, Angiosarcoma (de la cual se sabe poco o nada por falta de investigación) y, así, a través de eventos que iremos informando, poder recaudar fondos para la investigación de la misma.

El Angiosarcoma es un tipo de cáncer muy muy raro; pertenece al grupo de los sarcomas que comprenden del 2 al 3 por ciento de los cánceres en general; constituye el 1 o 2 por ciento de los sarcomas, así que quienes lo padecemos somos uno entre millones.

Me cansé de escuchar que es raro, que hay pocos tratamientos, etc. Y sobre todo me canso de escuchar que no voy a curarme nunca. Así que un día me levanté y grité, y conmigo se levantaron todxs los que me quieren para que el grito sea más fuerte.

YO GRITO: ¡¡¡VYDA!!! ¿Gritas tú también?

Fátima Suárez Amorín.

Asociación VyDA

HISTORIA

Fátima Suárez Amorín padece un tipo de cáncer muy agresivo llamado Angiosarcoma. Por falta de inversión en su investigación, para la medicina aún hoy sigue siendo un cáncer extraño e incomprendido, lo que lleva a que pase desapercibido o sea detectado en una etapa muy avanzada, por lo que todos los tratamientos de quimioterapia son de carácter experimental. A los 25 años acudió al médico por una molestia que fue creciendo y durante más de un año los médicos ignoraron el verdadero motivo. A sus 26 descubrieron que se trataba de un cáncer. Hoy tiene 29 años y sigue luchando.

Al conocer el caso de Fátima, sus familiares y amigos siempre nos preguntaremos ¿se pudo evitar? o al menos ¿se pudo diagnosticar antes? No podemos dar respuesta a estas interrogantes pero sí ponernos en acción para sentar las bases de una investigación que haga posible que no se repitan historias como la suya.

Así es como nace la Asociación VYDA.