Introducción a la terapia con células CART

04/11/17

La quimioterapia y la radioterapia han sido durante mucho tiempo el pilar de las opciones no quirúrgicas de tratamiento del cáncer. Sin embargo, muchos tipos de cáncer siguen siendo refractarios al tratamiento y desarrollan resistencia a lo largo del tiempo.

A pesar de los últimos avances terapéuticos, tales como la introducción de anticuerpos monoclonales e inhibidores de pequeñas-moléculas, las respuestas al tratamiento varían considerablemente entre los pacientes y se mantiene una alta tasa de recidiva con mal pronóstico lo que sigue siendo un reto importante.

En caso de enfermedad persistente o recidivante, pocas o ninguna de las estrategias actuales de tratamiento son capaces de erradicar definitivamente las células malignas residuales, lo que exige terapias con mayor eficacia.

Una abrumadora evidencia apoya el papel crítico del sistema inmune, y en particular los linfocitos en el control y la erradicación del cáncer. El aprovechamiento del sistema inmunitario para conseguir la eficacia clínica está siendo el foco de muchas terapias.

 

VER ARTÍCULO COMPLETO